Palacio Real de Olite

Palacio Real de Olite

Palacio Real de Olite

Esta vez viajo hacia el pasado,mi destino, Olite. Me encanta imaginarme princesas, reyes, reinas y príncipes. Querido Olite, mil ganas de verte y por fin voy a tener el placer de conocerte. Me fascina dejarme caer en cualquier pueblo imperial y sentir sus calles y su gente. Y esta vez he decidido visitar la ciudad de Olite, declarada Conjunto Histórico Artístico y compuesta por su fabuloso palacio.

Cargo la maleta y en ella no puede faltar mi cámara, un poco de comida para el trayecto y mucha ilusión. A mitad camino hago un break y descanso unos minutos tomando un smoothie fresquito de frutas para poder seguir con más energía hacia mi destino.

Por fin llego a Olite, mi cara de asombro es para fotografiar hahaha. Me quedo unos minutos delante del Palacio Real de Olite. Es muy elegante, gigante y asombroso.Es hora de entrar, puedes comprar la entrada al palacio en taquilla o por internet. Yo lo hice por internet, es muy cómodo y si vas en temporada alta te aseguras poder entrar. El precio de la entrada está muy bien, yo la compré por internet y pagué 3,50€ por ella. Y ahora vamos hacia dentro, a disfrutar del palacio y sus vistas tan espectaculares que nos ofrece desde cada una de sus torres.

El Palacio Real de Olite, corte de los Reyes navarros hasta la conquista de Navarra y su incorporación a la Corona de Castilla (1512), fue uno de los castillos medievales más suntuosos de Europa. Apreciando su majestuosa apariencia y la elegancia que desprende, resulta fácil imaginarse cómo era la vida cortesana en el palacio.

En 1813 el palacio de Olite quedó destruido por un incendio provocado por el general Espoz y Mina. El incendio se provocó para que los franceses no se hiciesen fuertes en el castillo. En 1937 se realizó la restauración del palacio para devolverle el aspecto actual. Y ahora que estoy aquí, puedo soñar e imaginar entre paredes, muros pedregosos y emblemáticas torres la espectacular época medieval que se vivió años atrás.

¡Termina la visita y me quedo con ganas de más! Ha sido impresionante. Estoy segura que volveré, ¡hasta pronto Olite! Siempre ¡¡SALVAJEMENTE FELIZ!!

Compartelo en tus redes sociales preferidas:

Artículos Relacionados